Buscar

Carta a Hermila Galindo Acosta

De: Dani


Querida Hermila:


Te escribo esta carta 67 años después de que te fuiste de esta tierra cálida, verde y llena de maguey. No hace mucho celebramos 100 años de la Revolución mexicana, ésta se ha vuelto una palabra ambigua, cada generación la ha tomado en sus manos y se la ha apropiado de diferentes maneras.


No creo que tú y yo la entendamos igual, hemos vivido cosas diferentes, pero me he encontrado en tus palabras y acciones, por eso te elegí para contarte qué ha pasado por aquí, ya que tú me has ayudado a darle sentido a la palabra revolución, tú lograste pensarla desde el mundo privado de la sexualidad hasta el espacio público representado por la participación política.



Yo, soy ese fragmento de humanidad; hija y hermana del torbellino de causas, consecuencias y decisiones que se han tomado en este país. Como tú, soy lo que emerge de lo que pasa a mi alrededor.


Cuando te fuiste se quedó el PRI a cargo de nuestro país y así pasaron años, sólo hasta los últimos cuatro sexenios se han cambiado de partido, pero no ha habido nada relevante que nos haya sacado de la corrupción, la injusticia y las desigualdades. Te cuento que el año de tu partida (1954) se quedó Adolfo Ruiz Cortines como presidente, el mismo que se unió al Plan de Agua Prieta contra Carranza, sé que te importa eso, porque trabajaste muchos años a lado de Carranza.


A partir de su cargo en el poder, él se dedicó a abrir escuelas particulares, en las cuales como hasta ahora, sólo son accesibles a las pocas familias económicamente estables, esto lo hizo con fines de tener una buena relación con la iglesia.

En cuanto a salud, lo más relevante que hizo según un informe político fue “transformar el Instituto Mexicano Social ampliando actividades para trabajadores y familiares” pero no fue hasta 1974 que la educación sexual se incluyó en los programas de educación básica en México, fue un acontecimiento pionero en América Latina, pero siguen habiendo muchos tabúes alrededor de esto. Yo nací en 1992, y recuerdo que ni en la primaria, secundaria o preparatoria me pudieron explicar la importancia de conocer cómo disfrutar mi sexualidad y los cuidados que se requieren para ello.


Según las estadísticas del INEGI, actualmente siete de cada diez embarazos se dieron entre las mujeres de 15 a 19 años, ahora es un tema complejo porque no sólo son aspectos sobre la educación sexual sino el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, a ser madres o no, es una lucha que ahora estamos afrontando.


No me gustaría abrumarte con la política de nuestro país, para ser honesta la defensa por nuestros derechos ha continuado cada segundo de los días desde tu partida.

Pero quiero que sepas que ahora en este mundo hay una mujer que hoy pensó en ti, que te nombró y te atrapó en estas líneas. Que reconoce que eres un pedazo de ella que la conforma, que le inspira saber que puede volverse fundadora de un proyecto que comparte ideales e información que resuenen en las realidades de otras mujeres, a no temer por exponer sus ideas y a exigir por su bienestar y el de otras.

La intención que tengo en mis palabras es agradecerte por sembrar la libertad en nuestros cuerpos y nuestras voces, por hacernos creer que las mujeres podemos ser sujetos políticos desde nuestra propia individualidad y te agradezco por usar la palabra feminismo dentro y fuera de la institución, este sigue siendo un término que implica visibilizar un aspecto de realidad latente que está en crecimiento y ahora, con más fuerza.







  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Vimeo
  • YouTube

Realiza tu diagnóstico

de comunicación

¿Por qué nos gusta el color morado?

 Entradas destacadas